jueves, 22 de mayo de 2014

QUEMADORES DE GRASA ¿FUNCIONAN?

Con la llegada del verano nos entran las prisas para ponernos en forma. Adelgazar, vernos fuertes, tonificados... en definitiva; buscamos estar bien con nosotros mismos. Y para conseguir tal fin no hay mucho secreto:
  • Deporte
  • Alimentacion

 Pero no es todo tan fácil. A veces, no tenemos tiempo, no estamos lo suficientemente motivados o bien no sabemos cómo hacer bien las cosas. Pero tenemos ayudas. Ayudas, que por sí solas no sirven de mucho, pero que bien utilizadas nos darán ese plus que tanto necesitamos. 
Y hablamos de los quemagrasas. Dichos productos son útiles siempre y cuando los combinemos con algo de ejercicio. Como acabamos de decir, no hacen nada por sí solos. Estos quemadores de grasas, están formados por sustancias que movilizan las grasas del cuerpo. Una de las sustancias más conocidas es la famosa L-Carnitina. Pero para que este tipo de productos haga su función, el cuerpo tiene que tener un alto gasto calórico. Eso es, hacer algo de ejercicio. 
Lo ideal sería tomar el quemador de grasas unos minutos antes del ejercicio, así nos beneficiaremos de él. Por una parte este tipo de productos nos dan algo más de energía, cosa que utilizaremos para poder entrenar algo más y algo más intenso y por otra, recordamos, nos movilizan las grasas y así hacemos que estas actúen como fuente de energía principal durante el ejercicio.
 En cuanto al ejercicio, deberemos basarnos en el ejercicio aeróbico. Un trabajo a ritmo medio (ritmo de conversación, a nuestro 50-60%), para así hacer que durante el ejercicio nuestro cuerpo queme la máxima grasa que podamos. Podemos correr (desaconsejable si tenemos bastante sobrepeso), andar rápido, ir en bici, hacer elíptica, nadar, saltar a la comba... todo lo que nos permita estar un mínimo de 30 minutos y un máximo de 1 hora a nuestro ritmo medio, pudiendo respirar bien y no acusando excesiva fatiga. Pero no debemos olvidar también los ejercicios interválicos de alta intensidad. Ejercicios muy cortos y muy intensos. Por ejemplo: 
  • 20 segundos a tope de bici 
  • 10 segundos suaves de bici 

Y repetimos esta secuencia durante 4 minutos. 
En definitiva, hacemos unos segundos muy rápidos y los combinamos con unos segundos muy lentos o de descanso total. Con este tipo de entreno, lo que hacemos es que durante las horas posteriores del entrenamiento nuestro cuerpo queme mucha más grasa. Y si además, antes de empezar, hemos tomado algún producto quemagrasas el resultado aún será más notorio. En definitiva, tan importante es quemar grasa durante el ejercicio, como después. Y para ello, todo producto quemagrasa nos será de gran utilidad. Pero no nos cansaremos de repetir que para que tengan efecto, hay que moverse. O bien haciendo ejercicio aeróbico o bien ejercicios cortos de alta intensidad. Cualquiera de las dos fórmulas es válida (mejor siempre combinar los dos tipos de entreno). Y como última recomendación. Para los que queráis probar el uso de algún quemador de grasa, se recomienda tomarla durante 1 mes. Y luego parar unos días. Si la tomamos durante 1 mes y hacemos deporte unas 3 veces semana, veréis como en ese mes habréis perdido unos buenos kilos.

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore