viernes, 27 de septiembre de 2013

¿SE DOPÓ CHRIS HORNER? ¿SE PUEDE GANAR A LOS 40?



El mundo del deporte se alimenta a base de récords y retos “imposibles” y de como estos se van superando. Al menos en cuanto el deporte de élite se refiere.

Los que somos consumidores de ello estamos ávidos de ver como un deportista puede saltar 1 cms más o correr 1 segundo más rápido. Siempre estamos a la expectativa de ver, no sólo quien gana, sino de cómo lo hace.

Y el mundo del deporte no deja de sorprendernos. Ahora ha sido el ciclista Chris Horner que a sus 41 años ha ganado la vuelta a España (3 semanas). Nunca un ciclista tan longevo había ganado una gran ronda por etapas. Y encima hablamos de ciclismo… seguramente el deporte más estigmatizado por la lacra del deporte. Y encima hablamos de un deportista de los Estados Unidos, que se vio salpicado por el doping por estar en el mismo equipo que Lance Armstrong. Y encima hablamos de alguien que se declara fan de la coca-cola y las chocolatinas. Y encima el día después de ganar la Vuelta “desaparece” cuando tenía que pasar un control (un malentendido que se ha aclarado). Y encima hablamos de alguien, que pese a formar parte de la zona noble del pelotón internacional, no ha cosechado grandes triunfos. Y de un día para otro y a sus 41 años gana de forma rotunda una gran vuelta por etapas.

¿Cuánto menos sospechoso, no?


Chris Horner, conocedor de esas sospechas ha hecho algo que no es muy usual en el mundo de los deportistas de élite: publicar su pasaporte biológico y así despejar todas las dudas al respecto.



¿Pero realmente un ciclista de 41 años puede ganar una gran vuelta?

La resistencia es una capacidad que se mejora con la edad. Así como la fuerza o la velocidad pueden tener su zenit a los 20 y pocos, (pudiendo luego mantener un buen nivel unos cuantos años más), la resistencia es una capacidad que pasados los 30 aún va en aumento. En disciplinas puramente físicas, como el maratón o el mismo ciclismo, es frecuente ver campeones más allá de los 35 años.

Un deportista amateur puede mejorar su marca del maratón a los 45 años sin problema, pero aquí estamos hablando de deportistas profesionales, que no sólo mejoran sus marcas sino que además ganan a los mejores del mundo en su disciplina. En el pelotón internacional, para que tengáis una idea, a parte de Horner, sólo está Jens Voight que sobrepasa los 40. O sea, que pese a que el ciclismo es una disciplina apta para gente “mayor”, en el ámbito profesional sólo tenemos 2 ciclistas de más de 40 años.

A lo mejor si Horner hubiera seguido unas pautas alimentarias y de entrenamientos algo distinto de lo actualmente convencional, tendríamos donde agarrarnos. Pero no.



Según el Dr. Andrew Betik del Victoria University’s Institute of Sport, no es hasta los 50 años cuando realmente nuestra calidad muscular se resiente. Esta disminución viene dada por la caída de nuestro Vo2max.

Un buen Vo2max nos permite que nuestra gasto cardíaco sea el máximo y que además se incremente la máxima capacidad de oxigeno que llega a nuestros músculos.

A medida que envejecemos nuestro gasto cardíaco disminuye y nuestro corazón pierde algo de fuerza. Este declive, si bien puede empezar a los 30 años, no es hasta bastante más tarde que vemos como nuestro rendimiento baja.



Entrenamientos de alta intensidad.

Andrew Betik, reconoce que son muchos los factores a tener en cuenta para explicar ese rendimiento a tan “avanzada” edad, pero se fija en los entrenamientos de alta intensidad para explicar una parte de ese rendimiento. A medida que nos hacemos mayores, necesitamos más tiempo para recuperarnos de los esfuerzos intensos. Bertik dice que los entrenamientos de alta intensidad fueron la clave para que Horner obtuviera tal rendimiento. Según él mismo, si hacemos entrenamientos intensos en deportistas de avanzada edad, obligamos a que esa recuperación sea aún más eficaz. No es lo mismo recuperarse de un esfuerzo medio que hacerlo de un esfuerzo grande. Así pues, el hecho de hacer entrenamientos de alta intensidad, pese a ir incrementando nuestra edad, hace que nuestro cuerpo tenga mayor capacidad de recuperación y no “envejezca” tan rápido.



Obviamente su condición genética ha sido muy importante. Tanto, que a sus 41 años Horner puede entrenar los mismos volúmenes que cuando tenía 30.

Según Betik, es a los 35 años cuando el deportista ve que su rendimiento y su predisposición a lesionarse aumenta, pero hay un % de esos deportistas que por una cuestión fisiológica y genética retardan ese declive. Y Horner podría ser una de ellos. De hecho, nosotros tenemos a Joan Llaneras que con casi 40 años aún era olímpico y ganando medallas.

Pero Betik también hace referencia a la motivación. Muchas veces no es nuestra capacidad física la que nos hace retroceder, sino nuestra capacidad mental de superarnos, de estar tantas horas en carretera entrenando duro. Esa capacidad mental, esa actitud, ese sacrificio, que a un deportista de élite se le supone, también tiene un límite. Tantos años al máximo nivel, desgastan. Y más cuando a lo mejor nos hemos lesionado varias veces, cuando ya tenemos hijos, cuando ya lo hemos ganado todo… y nuestras prioridades ya han cambiado.

Tanto es así, que 14 años después de retirarse, Miguel Indurain, 46 años, aún tiene un consumo de oxigeno muy elevado para su edad. De hecho, el autor del estudio que se hizo a Indurain justo al año pasado, dijo textualmente: " el consumo de oxígeno máximo y submáximo absoluto de Indurain y la potencia de salida aún se comparan favorablemente con los exhibidos por los ciclistas profesionales activos. "

El problema de Miguelón son sus 12 kilos de más respecto a su época profesional, pero es indicativo como la forma física, en este tipo de deportistas se mantiene pese a la edad.



Está claro que llegar a los 40 años en este estado de forma es en buena parte gracias a una genética envidiable, pero la motivación, en la que de forma inherente se asocia a una capacidad de sacrificio fuera de lo común es la, en mi opinión, nos da ese plus entre quedar primero o segundo o estar en la mitad del pelotón.

De momento Horner ha dicho que quiere competir un par de años más. Si realmente su motivación y capacidad de lucha y sacrificio son como las de ahora, volverá a estar arriba. A lo mejor no ganará, pero estará de los primeros.



Eso sí…, la sospecha del dopaje siempre estará ahí. Pero de momento es hora de que los románticos del deporte soñemos despiertos.

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore