martes, 19 de mayo de 2015

DINITROFENOL, UN TÓXICO QUE MATA

Mucha gente es capaz de cualquier cosa en su afán para perder peso y adelgazar. A tomar cualquier sustancia por peligrosa que sea. En ese caso hablamos del Dinitrofenol (DNP). Mucha gente, sobretodo chicas, están hartas de dietas de todo tipo, de plataformas vibratorias, de acai power, de utrim garcinia, de fajas...y se tiran de cabeza delante de cualquier producto "milagroso" que les prometa, esta vez sí, que conseguirán bajar su talla corporal. 
Y la cuestión es que se están poniendo de moda unas pastillas conocidas como Dinitrofenol. Tóxicas hasta tal punto que la ingesta de dos de ellas pueden causar la muerte. En estas que una chica británica de 21 años, Eloise Aimee, compró estas pastillas por internet e ingirió 8 de ellas de una sola tacada. ¿Resultado? La chica falleció. 
Estas pastillas se venden como un quemagrasa potente y hasta la fecha era un producto que utilizaban los culturistas (ya sabemos que el culturismo es de todo menos una práctica saludable).
Este tipo de productos como el Dinitrofenol, se vende en circuitos paralelos: mercado negro, internet, intermediarios... que nadie se piensa que en cualquier farmacia venden este tipo de producto. Son sustancias ilegales y lo son por algo. En este caso, como hemos dicho, un par de ellas pueden llevar a la muerte (no pocos culturistas han tenido problemas graves por este tipo de productos).
Pero cuando algún producto llega a oídas de la mayoría de gente y lo consumen sin saber que se están metiendo, es cuando pasa lo que pasa. 
El dinitrofenol se usaba a principios del siglo XX en la industria química. Más concretamente, en la fabricación de explosivos, colorantes, conservantes de la madera y pesticidas. El adelgazamiento progresivo que se observaba en los trabajadores de las fábricas donde era empleado el DNP hizo que se sospechara que esta sustancia era la responsable de la pérdida de grasa y volumen de los empleados.
La trampa de estas pastillas, y por las que hay personas –muchas con trastornos alimentarios– que finalmente acaban tomándolas, está en las dosis. Tanto las páginas web donde las venden, como usuarios que dicen haberlas consumido, aseguran que si no se supera una cierta dosis, no hay riesgo para la salud. Pero es falso. Es un tóxico y es letal.
Si ya avisamos continuamente de las dietas milagro, de las dietas detox o de cualquier faja que no sirven para nada, imaginaros con un producto que directamente es una droga.

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore