lunes, 6 de mayo de 2013

¿SIRVE LA ELECTROESTIMULACIÓN? ¿ADELGAZA?

Con el verano a la vuelta de la esquina todos vamos con prisa para ponernos en forma. Y vuelven a proliferar los anuncios de los productos de electroestimulación. De marcas hay muchas: Smart Tone, Slender Shaper...
Todos estos gadgets vienen a ser lo mismo. Lo único que varia es su aspecto físico, pero su funcionalidad es la misma.

¿Sirve para adelgazar?
Este primer punto es muy sencillo de concluir. La electroestimulación no sirve para adelgazar. Lo cierto es que por mucho que te lo quieran vender de esa manera a las 4 de la mañana en la teletienda, la electroestimulación no incide de ninguna manera en la quema de grasas y menos aun de forma localizada.
Puedes llegar a leer que activa la circulación y por ello lleva la grasa localizada al torrente sanguíneo donde es eliminada; pues bien, siento desilusionarte pero los pocos cúmulos de grasa que puedes llegar a movilizar se te depositaran en otro lugar no se va a desechar así como así a no ser que empieces a hacer ejercicio activo y/o mejorar tu dieta.

¿Tonifica?
Otra de los objetivos más buscados con la compra de un electroestimulador es la de eliminar la flacidez de ciertos puntos de nuestro cuerpo como el abdomen o los brazos.

Este es uno de los puntos fuertes de estos instrumentos, la contracción y relajación de la musculatura provoca una subida del tono de la misma, al igual que harían unos estiramientos balísticos; con el añadido, de que la electroestimulación provoca hipertrofia sarcomérica (Un poco más abajo lo detallo) aumentando la densidad del músculo.

¿Celulitis?
En este aspecto la electroestimulación trabaja como un drenaje linfático, no eliminando la grasa acumulada sino desplazandola hacia el torrente sanguíneo y dejando la piel mas firme. El problema es que sin ejercicio ni dieta adecuada la celulitis y la piel de naranja volverá a aparecer.

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore