jueves, 21 de abril de 2011

BAR DEPORTES Y LA FINAL DE LA COPA DEL REY.


Tiene cosas malas y buenas esta final. La mejor, que tendremos segunda temporada de la serie "Mou". La peor, sin dudas, es que su trama contra los periodistas se da por finiquitada. Y, si sigue, no tiene la emoción de descubrir quién gana y quien pierde. Mou, aquí, no tiene rival. Eso sí, igual que esa guerra acaba, renacen otras: la de su pulso con el alto madridismo y la de su batalla futbolística con el Barcelona.


Respecto al alto madridismo, ese madridismo en el que viven Valdano o Di Stéfano, veremos si Mou pasa factura, pide cabezas o, al menos, lanza dardos. Respecto al futbolístico he de decir que estos Barça - Madrid de fútbol comienzan a parecerse a los Barça - Panathinaikos de basket de hace un mes. Allí Obradovic, el Mou de las canastas, consiguió girar la eliminatoria a base de mentalidad. Aquí está pasando un poco lo mismo. Cada vez que juega Mou contra el Barça, va perfeccionando su fórmula. Comenzó muy mal la cosa en el Camp Nou, mejoró en el Bernabeu el otro día y hoy parece haber encontrado la llave sobretodo en una primera parte donde el Barça no parecía el Barça.

De la final, y siguiendo las tramas del otro día, también hay que celebrar que Pepe siga estando en forma. No sólo sigue siendo de los mejores (o el mejor) en el campo sino que además nos va regalando pequeñas imágenes para nuestro museo. Hoy sus butifarras pasarán a la historia. Eso sí, la sensación es que aún está lo mejor por llegar.

El otro punto destacado: TVE. Muchas expectativas en ellos y no han defraudado. Han jugado a ser imparciales dando la sensación más que nunca de todo lo contrario y han reservado a Silvia Barba para la Champions dándole minutos a un Rubén León que ha estado inmenso. No sólo por la entrevista de vergüenza ajena a la representante de Eurovisión sino por ser capaz de eclipsar todo el forofismo de Sanchís con una sola palabra. El capitán del Madrid, es normal, ha hecho de Camacho celebrando más goles incluso de los que han subido al marcador. Sin embargo el Celemín del siglo XXI ha avanzado por la derecha a Sanchís celebrando con un sonoro "¡¡bien!!" el final del partido. Ni Rivero en sus mejores sueños hubiese puesto un punto final así al partido.

Por último, un nuevo personaje entra en escena: Shakira. Para tener una cámara encima le han dado poca bola. Incomprensible. Eso sí, en lo poco que se le ha visto - aquí unas imágenes de TV3 y aquí unas de TVE- ha demostrado una cosa: esta mujer, esté donde esté, no para de moverse. Ya sea en un escenario, en un palco o donde sea. Con esa energía que tiene no me extraña que Piqué estuviera tan ilusionado a la hora de ir a buscarla al aeropuerto.

PD: Man of the Match: el cantante de Celtas Cortos. Acabar tu actuación el Copa del Rey con un "¡Viva la República!" tiene guasa. Tanta que con un poco de suerte igual nos libramos de que saquen un nuevo disco.
www.bardeportes.blogspot.com

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore