martes, 16 de junio de 2015

LAS PROTEÍNAS: LA DIETA DUKAN NO ES PALEO



Cada año salen “dietas milagrosas” que revolucionan el mundo de la nutrición para la pérdida de peso. Sin duda, el fenómeno actual es la “Dieta Dukan”. Mentiría si afirmara que me he leído el libro. Reconozco que lo intenté, ya que familiares y amigos míos la han seguido durante semanas, pero a la tercera página lo dejé de lado por “infumable”. Ni rastro de sentido común, ni justificación “pseudocientífica”, ni tan siquiera de refilón. En general, la dieta se basa en una semana de “shock” dónde propone una alimentación libre de hidratos de carbono y grasas, es decir lo que el llama como proteína pura (PP): lácteos 100% descremados, pollo, clara de huevo, pavo…y poca cosa más. Pasada esta semana va introduciendo de forma progresiva las verduras día si, día no, y luego la fruta hasta que te vuelve a permitir comer de todo, comiendo un único día a la semana PP, como herramienta para regular el peso corporal (pido disculpas si la descripción del proceso de introducción de los alimentos no es del todo correcto, porqué no me he parado a estudiarlo con detenimiento). Además, recomienda encarecidamente el uso de “salvado de avena”, la fibra que queda al refinar el grano, es decir principalmente fibra soluble e insoluble que “cepilla” literalmente el intestino, y que su abuso puede tener, en mi opinión, consecuencias brutales para la salud intestinal, dañando literalmente las células epiteliales y alterando la primera barrera de defensa del sistema inmunitario.


Evidentemente, me parece una dieta bastante “anti-natural” (la mayoría de los alimentos deben ser procesados porqué en la naturaleza se encuentran unidos a cierta cantidad de grasa) y para nada saludable, aunque debo decir que los estamentos oficiales, bajo mi punto de vista, no hacen ningún bien haciendo afirmaciones infundadas de los peligros de dicha dieta, cómo por ejemplo, alarmando sobre el peligro de los cuerpos cetónicos para el cerebro, cuando éstos ejercen un efecto neuroprotector.

¿Sé puede alimentar un ser humano sólo comiendo proteína? Es éticamente imposible estudiar esta posibilidad, por lo que hacer afirmaciones rotundas es arriesgado. En 1884, una expedición de 19 hombres que desembarcaron en el Ártico murieron de inanición. Y parece ser que no por falta de comida, sino por la ausencia de grasa en su dieta. Se alimentaban casi en su totalidad de carne de conejo salvaje, extremadamente magro libre de grasa, hasta sufrir lo que se conoce como “inanición cunicular” o “muerte por la ingesta de carne de conejo”. También se conoce como “mal del Caribú”, por los exploradores que se alimentaban únicamente de la parte magra del reno hasta enfermar.

¿Cuánta proteína podemos comer al día? En mi opinión, existe una gran desinformación en este tema. Son habituales afirmaciones del tipo: “comer mucha proteína daña el hígado y los riñones”, pero, ¿cuánta es mucha proteína? es realmente cierto que provocan daño en el hígado y los riñones? Esta teoría se conoce como “Brenner Hypotesis”, y dice que el consumo elevado de proteínas aumenta la filtración renal hasta dañar sus células y producir la eliminación de albúmina (una proteína abundante en la sangre) por la orina (microalbuminuria). El señor Brenner demostró que, en pacientes con afectación renal previa, al reducir su consumo de proteínas la microalbuminuria podía mejorar ligeramente, y de aquí se ha extrapolado la idea que las proteínas dañan los riñones, idea que podemos leer o escuchar a diario en blogs, revistas, programas de televisión, etc. A pesar de todo, y aunque no lo digan con tantas ganas, la diabetes producida por el consumo elevado de carbohidratos se está “cargando” los riñones de medio mundo occidental… Las revisiones actuales sobre este tema, muestran que de los estudios publicados, 11 han demostrado que hacer una dieta baja en proteínas es ineficaz contra la microalbuminuria y 3 han encontrado cierta efectividad. Además, un estudio realizado en más de 12.000 personas estadounidenses, no encontró ninguna relación entre el consumo de proteínas y la microalbuminuria.

En sujetos sanos y deportistas se han realizado muchas investigaciones, con diferentes cantidades de proteína en la dieta (hasta 2 gr. por kilo de peso corporal) y en ninguna han encontrado una relación entre el consumo de proteínas y daño a nivel renal. Los autores de la revisión sobre el efecto de la ingesta de proteínas en la función renal, publicado en 2005 en la revista Nutrition&Metabolim, concluyeron:




“the literature lacks significant research demonstrating a link between protein intake and the initiation or progression of renal disease in healthy individuals. More importantly, evidence suggests that protein-induced changes in renal function are likely a normal adaptative mechanism well within the functional limits of a healthy kidney. Without question, long-term studies are needed to clarify the scant evidence currently available regarding this relationship. At present, there is not sufficient proof to warrant public health directives aimed at restricting dietary protein intake in healthy adults for the purpose of preserving renal function”.




Según Cordain, las sociedades cazadoras recolectoras actuales (Ache, Anbarra, Kiwi…) consumen alrededor del 70% de su ingesta de productos animales, subiendo alrededor del 95% en sociedades como los esquimales, o bajando alrededor del 40% en tribus africanas como los “Efe” o los “!Kung”. En las sociedades cazadoras-recolectoras, el porcentaje de proteínas ingerido parece ser que podía representar entre el 19 i el 35% de la ingesta de comida diaria, algo bastante superior que las recomendaciones "oficiales" actuales de no superar el 15%.

Podemos concluir, que según parece, una dieta únicamente basada en proteínas no es una buena elección, y sobretodo, la “Dieta Dukan” NO es paleo, porfavor.


Además, parece ser que la cantidad de proteínas de 1.5-2 gr. por kilo de peso corporal parece ser segura. Y por cierto, cantidades de más de 2 gr. de proteínas por kilo de peso corporal no han aportado ninguna ganancia en la masa muscular de deportistas, incluso cuando utilizan anabolizantes, por lo tanto, ni es necesario, ni es recomendable abusar de las proteínas (un exceso de éstas se relaciona con un aumento de la miostatina, un factor inhibidor del crecimiento muscular).

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore