jueves, 21 de noviembre de 2013

¿SON SANOS LOS CEREALES DEL DESAYUNO?

Para los que somos partidarios de la paleodieta ya sabemos que los cereales mejor no tocarlos ni con un palo. Puede sorprender este extremismo, pero estamos convencidos que el cereal (alimento neolítico y que por tanto nuestro cuerpo aún no digiere correctamente) es el culpable de muchas de las enfermedades modernas. El cereal, sobretodo el refinado, nos aporta más bien poco (pocos nutrientes), nos hincha en el momento pero nos da mucha ansiedad poco después, es adictivo y en definitiva no es un alimento para el ser humano. Para Hidratos ya tenemos las frutas y verduras. De hecho, cuando alguien tiene algún problema de inflamación o directamente de obesidad el médico lo que hace precisamente es quitarle los cereales: pasta, pan, arroz...
Y somos conscientes de que además, el cereal de hoy día no es ni de lejor el mismo que el de hace 5000 años. Pese a que nuestro genoma no tolera el cereal, el de hace miles de años seguro que no estaba tan procesado como el de hoy en día. En otras palabras, el pan de hace 2000 años no tendría nada que ver con el de la panadería de cerca de casa.
Y de entre todos los cereales, los más procesados y por tanto más insanos son los cereales del desayuno: los populares Korn Flakes, Special K y similares... Si como decíamos los paleos ya hace tiempo que descubrimos que el cereal na nai de la china, imaginaros lo que opinaríamos sobre los Choco Crispis...
Basura pura....
Pues bien, los Dietistas Nutricionistas ya se han caido del guindo y han acabado reconociendo que los cereales del desayuno, mejor no tomarlos. Y estamos en el 2013.... En la eterna discusión entre si cereales sí o cereales no (recordemos que la nutrición oficial dice que nuestra base tienen que ser precisamente los cereales), nos va acercando poco a poco....
Primero dijeron que teníamos que tomar cereales 5-6 veces al día. Después lo recortaron a 1-2 raciones. Primero dijeron que simplemente teníamos que comer cereal, luego dijeron que mejor que fuera integral... Y ahora nos dicen que el tan "sano" cereal del desayuno mejor no comerlo.
Como veis vamos acercando posturas y creo que el tiempo nos llevará todos a una nutrición evolutiva (paleodieta), que nos asemejará a todos.
Podéis hacer una prueba muy fácil: 2 semanas sin comer ningún tipo de cereal. Al cabo de ese tiempo, comed otra vez cereales y veréis si vuestro cuerpo los rechaza. Más fácil...

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore