miércoles, 14 de noviembre de 2012

FAJAS REDUCTORAS SHORTY. ¿SON EFECTIVAS?

Las fajas reductoras son un invento de ya hace muchos años. Esto no es un producto de alimentación ni un gadget tecnológico. Es simplemente una prenda de ropa. En este caso hablamos de la faja reductora shorty de Garnier. Nos dicen que no hace falta comer bien, ni hacer deporte, ni tomar pastillas, ni nada de nada... simplemente ponerse su faja. Esta faja, siempre según Garnier, tonifica, realza, masajea nuestro cuerpo. Hay que ser muy ingenuo para pensar que por el simple uso de una faja reductora iremos adelgazando sin el menos esfuerzo. Decimos lo de siempre: si una faja de este tipo realmente fuera efectiva todos la usaríamos.
Estas fajas reductoras (y similares), lo que hacen es aplicarnos calor. Cuanto más calor, más sudamos. Y cuando sudamos perdemos líquido y por tanto perdemos algo de volumen. Pero es algo irreal. No es perdida de grasa. Es simplemente pérdida de agua que luego, al hidratarnos, volvemos a recuperar.
Funcionan más o menos como las cremas reductoras: nos aplican calor, el cuerpo transpira, suda, perdemos agua y todo ello conlleva una pérdida momentánea de volumen corporal. Y como ignoramos dicho funcionamiento fisiológico nos parece que realmente este tipo de producto es realmente milagroso.
Lo de siempre: los productos milagro no existen. Si os fijáis siempre son los mismos productos pero con diferente nombre.

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore