jueves, 4 de octubre de 2012

DESPUÉS DEL ENTRENO: ¿MEJOR AGUA FRÍA O CALIENTE?

Siempre ha habido la controversia de la temperatura del agua después de entrenar, cuando nos duchamos. ¿Es mejor el agua fría o el agua caliente?
La ducha después de entrenar puede cumplir un papel muy importante mas allá del puramente higiénico y esto depende de la temperatura del agua. Tras un buen tute los músculos están fatigados y repletos de residuos metabólicos del esfuerzo, como el ácido láctico y desde ese mismo momento empiezan las tareas de recuperación,entre las que se encuentran la limpieza de esos desechos. Puesto que el calor es vasodilatador, ademas de relajante (es decir que ensancha los vasos sanguíneos), no hace falta ser un licenciado en biologia para comprender que la temperatura del agua de la ducha posterior al entreno debería ser "CALIENTE" y ademas DEJAR INCIDIR EL AGUA DIRECTAMENTE SOBRE LA ZONA TRABAJADA, que es la zona que ha d recuperarse. El agua caliente os producirá una rojez localizada en la piel, prueba del mayor riego sanguíneo que produce.La dilatación de los vasos sanguíneos aumenta el caudal de sangre que llega a esa parte con lo que llevamos a la misma en el momento que mas lo necesitan los músculos. Ademas el agua caliente acelera la limpieza y drenaje de residuos al mismo tiempo, lo que favorece notablemente la recuperación localizada. Por lo contrario el agua fría es constrictor,o sea que estrecha los vasos sanguíneos y produce una contracción de las fibras. Las duchas frías tienen otros beneficios, pero no son la mejor apuesta después de entrenar.

1 comentario :

Dieta disociada dijo...

a mi personalmente me gusta el agua fria porque cuando sudo me pongo caliente y el agua fria siento que me refresca

web clocks relojes para blogs
Contatore