domingo, 24 de agosto de 2014

MUERE UN FUTBOLISTA POR UNA PEDRADA

A menudo uno se pregunta por la injusticia en el mundo del deporte y más cuando acontece el suceso de una muerte sin sentido. Estamos hablando de la muerte de Albert Ebossé Boojongo, un camerunés que militaba en las filas del Kabilie de la Liga Argelina. De hecho era el pichichi de la liga y un ídolo en ese país.
Ebossé había sido padre esa misma mañana y en el partido que se jugó posteriormente, su equipo perdió 1-2 (El gol de su equipo lo marcó él mismo). Pero al finalizar el math, los aficionados locales (los de Ebossé) empezaron a tirar piedras a sus jugadores con la mala fortuna de que una de ellas impactó a la cabeza del camerunés, resultando muerto al cabo de unas pocas horas.

No hay comentarios :

web clocks relojes para blogs
Contatore